Baño de Bosque o Terapia Forestal

Toma varias respiraciones profundas… siente tu cuerpo, cómo se siente sostenido por la Madre Tierra bajo tus pies… como el cielo alrededor nos mantiene en este lugar… como estamos rodeados de otros seres vivientes… como nuestros pensamientos se elevan y vuelven a caer…. Bienvenidos al mundo más que humano!

Ahora, trae tu atención al sentido del tacto… ofrece tus manos con las palmas de las manos vueltas hacia delante, permitiendo que tus manos sean receptores sensoriales… ahora siente las sensaciones de tu piel… la variedad de sensaciones… en tu piel desnuda y en las partes que tienes vestidas… que diferentes texturas aparecen en tu experiencia con el tacto… quizás puedas encontrar placer en alguna de estas sensaciones… y puedes invitar este placer a la experiencia…

Vuelve tu atención al sentido del oído… que sonidos puedes percibir?… siente la variedad de sonidos… las distancias, ¿cerca o lejos?… tal vez hay algún ritmo en el sonido alrededor nuestra… y si ellos interactúan entre ellos y como los sonidos individuales se combinan, como si de una sinfonía se tratase… siente aquel sonido que te de placer… ofrece respeto a aquello que estés sintiendo… ahora exagera el sonido de tu respiración, suficiente para que lo puedas escuchar… se armoniza con los sonidos alrededor tuya…

Respira a través de tu boca, ¿que te está regalando el bosque a través del aire?

Respira profundamente, explorando el aire. ¿Qué sabor tiene? Imagina las cualidades del aire, aquí, esta mañana y en este lugar…

Exhala lentamente… ¿cómo el bosque recibe nuestro aliento? Hay alguna cosa que nosotros podemos ofrecer al bosque?, tal vez, invitando que lleve nuestra respiración 🙂

Respira a través de la nariz… ¿qué aromas son ofrecidos por el bosque esta mañana? Tal vez mueve tu cabeza de un lado a otro y simplemente siente…

Mantén tus ojos cerrados, siente la dirección que tienes al frente. ¿Tiene esta dirección su propia personalidad?

Lentamente, muévete en un circulo, pausadamente haciéndote familiar con la sensación de presencia en cada dirección. ¿Sientes algún cambio? Gira hasta encontrarte en la dirección que te gustaría estar, aquella que te haga sentir bien, la dirección que tu cuerpo quiera hacer frente.

Abre tus ojos… te invito a que observes como si fuese la primera vez que lo estuvieras viendo..Puede que haya algún gesto que te gustaría hacer a lo que estás viendo.

Cuando estés preparado vuelve al círculo

 

Ven a descubrir tu medicina del bosque!

 

Forest Therapy Guide. Estefania Fuentes.

Añadir comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *