La botica de infusiones

Hacer tus propias creaciones de infusiones medicinales es muy fácil, os comparto algunas propiedades.

 

  • Cardamomo: Trata la indigestión, previene el dolor estomacal y alivia los gases.

 

  • Canela: Anti-bacteriana, antiviral, antifúngica. Ayuda a aliviar las náuseas y aumenta el flujo sanguíneo.

 

  • Cúrcuma: Alivia fácilmente la acidez estomacal, mejora la salud intestinal y se ajusta muy bien a tratamientos para artritis. Sus propiedades anti bacterianas facilitan la protección del organismo ante infecciones estomacales, fortaleciendo las defensas; además, posee propiedades anti inflamatorias.

 

  • Jengibre: Energizante y estimulante; permite mejorar la digestión, alivia las náuseas y tiene propiedades anti inflamatorias que permiten disminuir el dolor. Contiene casi una docena de compuestos antivirales. También es analgésico, antiséptico y antioxidante. Ayuda a prevenir resfriados, dolor de garganta e inflamación.

 

  • Menta: Ideal sí nos sentimos pesados, refresca el aliento. Controla los dolores musculares, la tos y la congestión.

 

  • Hierbabuena: Es un analgésico para los dolores de cabeza, ayuda a eliminar mucosidad durante los resfriados.

 

  • Lavanda: Se utiliza para aliviar la tensión de la mente y el cuerpo, induce el sueño, ayuda en casos de depresión

 

  • Manzanilla: Mejora el sistema digestivo, evitando la indigestión, los gases e hinchazón abdominal.

 

  • Romero: Antibacteriano, antiséptico. Alivia la tos, asma y sirve para tratar diferentes patologías de vesícula biliar.

 

  • Orégano: Refuerza el sistema inmunológico. Es muy beneficiosa para tratar patologías respiratorias y digetsivas.

 

  • Limón: Fuente rica de vitamina C, ayuda a mejorar digestión, retención de líquidos y mejora la circulación.

 

  • Clavo: Antiviral, antimicrobiano, antioxidante, antiinflamatorio. Sedante natural, utilizado en dolores bucales.

 

  • Echinacea: Estimula el sistema inmunológico, ayudar a evitar el resfriado común, y es eficaz contra la gripe.

 

  • Diente de León: Depurador sanguíneo, descongestiona el hígado y es un tónico maravilloso para el organismo.

 

  • Cardo Mariano: Guardián del hígado, repara tejidos dañados y elimina las impurezas a través de la orina.

Sólo tienes que elegir los ingredientes y ponerlos en un cazo con agua caliente (después de romper a hervir y dejar reposar durante 10 minutos.

 

 

Estefania Fuentes.

Añadir comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *