PRÁCTICA RESPIRACIÓN
El próximo ejercicio consiste en conducir tu atención al momento presente.
Emplea un par de minutos en leer la práctica y después otros minutos en practicar.
Encuentra una posición cómoda.
Cierra tus ojos y haz una respiración profunda,
inhalando profundamente y exhalando lentamente.
Permítete a ti mismo relajarte e ir despacio.
Sí el sueño aparece, manda un mensaje respetuoso a tu cuerpo para estar atento.
Ahora, lleva tu atención a la respiración y obsérvala.
Te recomiendo que respires a través de la nariz, sí tu nariz está bloqueada, puedes respirar por la boca, también está bien.
Siente como la respiración fluye de forma natural.
Siente como la respiración entra y sale de tu cuerpo completamente más allá de tu control.
Se consciente de la respiración, comienza a sentir su propio ritmo natural, cada momento es una nueva respiración.
El objetivo de esta práctica es experimentar la respiración sin intentar dirigirla o cambiarla.
Simplemente, toma consciencia de cómo la respiración lleva su propio ritmo.
Comenzarás a sentir que la mente se pierde fácilmente, sin embargo, la mente tiene el hábito de perderse en pensamientos sobre qué tienes que hacer después de la práctica u otros problemas, en los cuales crees que deberías estar pensando.
En lugar de gastar energía en este tipo de pensamientos, trae tu atención de vuelta a la respiración; deja ir los pensamientos y vuelve a la respiración.
Así es cómo se entrena la mente para estar en el momento presente.
Permítete continuar el ritmo natural de la respiración.
Contempla si la sientes suave, pesada, contraída o relajada.
Sé curioso ante la respiración.
Siente cómo el pecho se eleva y los pulmones se llenan de aire y observa cómo sale fuera a través de tus fosas nasales.
Si la mente se distrae, cuidadosamente trae tu atención de vuelta a la respiración.
Al cabo de unos minutos, lentamente dirige tu atención a la habitación, al lugar donde te encuentres sentado.
Cuando estés preparado abre los ojos.
No hay necesidad de ir deprisa, ven de vuelta cuando te sientas preparado.
Nutricionista Holística Estefania Fuentes

Añadir comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *